Catalunya: fascismo, racismo y nacionalismos liberales

En este artículo Luke Stobart, investigador sobre la política de inmigración en Catalunya, analiza los factores que hicieron posible el surgimiento del fascismo de Plataforma per Catalunya (PxC). Entre ellos, examina la creación artificial del “problema” de la inmigración surgida de la contradicción de requerir nueva mano de obra (antes de la crisis) a la vez que se excluye a los extranjeros de los proyectos conservadores de ciudadanía nacional. En el caso de Catalunya, el autor anima a oponerse a las “trincheras defensivas” nacionales a la hora de responder al racismo y la xenofobia, señalando el buen ejemplo de la CUP-AE.

Fue motivo de alegría el pasado 25-N el freno del avance de la fascista PxC, cuyo voto bajó del 2’4% del total al 1’7%. Este se debe, en gran parte, a las acciones realizadas por la plataforma Unitat contra el Feixisme i el Racisme (UCFR1). Allá donde se han establecido núcleos locales de este movimiento amplio, el apoyo a PxC cayó sustancialmente.2

A la vez, sería un error pensar que PxC no puede recuperarse o que el apoyo a sus ideas xenófobas vaya a desaparecer. En primer lugar, ha subido ligeramente el voto para el antiinmigrante Partido Popular de Catalunya, a pesar del declive del PP en otros territorios. También, en unas elecciones dominadas por el soberanismo, PxC habrá sufrido por la opacidad de su mensaje nacional.

PxC tiene un proyecto de construcción política estatal y se esfuerza mucho en promover nuevas plataformas regionales. El partido ha participado (junto a PPC) en una protesta contra la independencia (un hecho censurado por la prensa). No obstante, su uso de la bandera catalana y sus eslóganes nacionalmente ambiguos, como “primer, els de casa”3, sirven para atraer apoyos de personas que se identifican o con España o con Catalunya. Parece que bastantes votantes son de este último grupo, pues su bastión, la ciudad de Vic, es el municipio que se mostró más partidario a la independencia en las consultas celebradas en 2009-20104. El líder de PxC, Anglada, explicó su uso estratégico de la bandera catalana ante una cámara secreta de Canal 9:

“En este momento [no] nos interesa relacionarnos con todo aquello que sea el franquismo, la bandera española, el águila… ¡que yo lo llevo en el corazón!”5.

Su retroceso electoral y la continuación del proceso soberanista creará problemas a PxC, pero también puede remontarse. El crecimiento del partido nazi Alba Dorada en Grecia muestra que hasta el fascismo menos “renovado” puede prosperar en las actuales condiciones de crisis. Además, igual que el racismo del gobierno de Samaras anima a los nazis, los ataques a los derechos de los inmigrantes del PP pueden tener el mismo efecto. El fascismo catalán ha crecido principalmente por el aumento de las actitudes xenófobas y racistas desde los 906.

La construcción del racismo

Las ideas racistas tienen tras ellas algo de base material. La inmigración se produce porque el capitalismo se transforma constantemente: expulsa a trabajadores y trabajadoras de un lugar o sector y contrata nuevos en otro lugar o sector (cuando no hay una crisis mundial). Antes de 2008 el capital necesitaba inmigrantes para varios sectores de empleo. No obstante, aunque los gobiernos del PP y del CiU en Catalunya han sido los más pro-empresariales, han sido muy agresivos hacia la inmigración. En 2000 el gobierno de Aznar redujo al mínimo los canales legales de la inmigración, aumentó las expulsiones, suprimió derechos básicos de las personas irregulares y equiparó la inmigración al “terrorismo”7.

El mismo año Marta Ferrusola, de CiU, hizo un discurso público incendiario avisando de la sustitución en Catalunya de las iglesias por mezquitas a causa de la inmigración (de hecho, todavía no existen mezquitas de construcción propia en Catalunya). Según su marido, el ex presidente Jordi Pujol, ella expresaba “lo que piensa la mayoría de los ciudadanos”8. En 2010 el Ayuntamiento de Vic, liderado por Vila d’Abadal de Uniò, prohibió el derecho a la salud y la enseñanza a las y los inmigrantes sin permiso. Cuando estalló la polémica, 60 alcaldes y concejales fueron a apoyar el alcalde9.

Los partidos más liberales controlan a la inmigración incluso cuando es deseada por la patronal, pues así la pueden criminalizar y condicionar para que sea más fácilmente explotable. A pesar de tantos controles, hay muchos ejemplos de tolerancia hacia la irregularidad, especialmente en el trabajo. Los pocos casos de control del empleo ilegal se producen cuando éste ha sido muy público (como el top manta) o ha tenido eco mediático (después de la muerte de 12 ecuatorianos sin papeles en Lorca10).

A la vez, no sería correcto tratar los controles de inmigración como una simple “conspiración” laboral-política de las élites. A veces, y por diferentes motivos, la patronal ha presionado a favor de más regularización (por ejemplo antes de la “amnistía” de 200511). Para entender las dinámicas de la inmigración hay que tomar en consideración el papel del estado y de la política en el capitalismo.

Estado y nacionalismos

A pesar de ser una época de cierta “globalización”, todavía vivimos en un sistema de estados “nacionales”. Es así porque para que el capitalismo funcione eficazmente es necesario que el estado (o las Comunidades Autónomas) proporcione infraestructuras, sistemas sociales para asegurar la reproducción de la fuerza de trabajo, etc. Crucialmente, para un sistema económico basado en la explotación laboral de la mayoría por la minoría, el estado sostiene las fuerzas “de orden” y la judicatura. Pero para que el estado disfrute del “monopolio de la violencia” es necesario que el estado tenga una legitimación social. La burguesía aprendió durante la lucha contra los poderes feudales que las ideas de “ciudadanía” y “nación” (hasta entonces con contenido revolucionario) podrían servir al respecto.

La ciudadanía va acompañada de ciertos derechos (de voto, etc.) que son negados a los no miembros de la nación. Realmente existen fortísimas limitaciones en estos derechos (por ejemplo, elecciones solo cada 4 años) y cada vez los estamos viendo más erosionados. Pero estas limitaciones se relativizan por medio de la negación visible de los mismos derechos a los extranjeros. Por tanto, el abuso hacia los inmigrantes —sea en los CIE inhumanos, en el lenguaje insultante usado por los medios de comunicación…— es sencillamente el lado más oscuro del engaño “democrático”.

Se produce una gran contradicción en el seno del sistema capitalista: la política del estado (de los que quieren dirigir su propio estado) puede ir hacia una dirección y los intereses del capital hacia otra. Cuando, en la época de Aznar, Pimentel dimitía como Ministro de Trabajo en protesta por la adopción de fuertes restricciones a la inmigración legal promovida por Interior se expresaban las tensiones entre el proyecto nacional (del Estado) y los intereses del capital. Hasta cierto punto esta contradicción se ha resuelto uniendo la legalización del inmigrante a la empleabilidad, al tiempo que se mantiene la hostilidad pública contra los “ilegales”. En el proceso han reforzado la idea de que la inmigración es un “problema” y al subyugar a los inmigrantes, abocándoles a la marginación, se ha creado una división social real entre inmigrantes y autóctonos, haciendo que algunos de estos últimos sean receptivos a los discursos de Albiol, Anglada y Ferrusola. La clase trabajadora catalana (y del Estado) no se beneficia de esta situación, pues más división en su seno significa menos capacidad de defender sus intereses a través de la lucha colectiva.

El nacionalismo español, invisibilizado, es el problema principal aquí y lo que se encuentra tras el racismo del PPC y PxC —las dos fuerzas que más están envenenando la conveniencia en Catalunya. No obstante, el nacionalismo catalán liberal, con su política de construcción de nación burguesa (o pequeño burguesa), también ha contribuido mucho al problema y podrá seguir haciéndolo. Por ejemplo, aun cuando Pujol abanderó un modelo de catalanidad integradora (a diferencia de los dirigentes regionalistas de principios del siglo12), trató al andaluz de ser un “hombre roto” y “anárquico13”.

Pero el centro-izquierda catalán también ha potenciado el racismo en Catalunya. Cuando Barrera, ex presidente del Parlament y miembro de ERC, apoyó la tesis sobre la inmigración del líder fascista austriaco Haïder, el líder de Esquerra, Carod Rovira, negó expulsarle a pesar de las presiones de las juventudes del partido argumentando que implicaría hacer el juego al anticatalanismo. Según Santamaría, él y Maragall (PSC, que también excusó a Barrera), hicieron una “trinchera defensiva” cuando solo cabía la condena más inequívoca. Estas actitudes distan mucho de las de los y las integrantes de la CUP-AE que han estado en la primera fila de la lucha antirracista en varias localidades —incluso cuando el racismo se envuelve en una bandera catalana. En el proceso demuestran, junto con UCFR, una muy buena dirección a la hora de combatir el fascismo y la xenofobia en Els Països Catalans y más allá.

Notas

1. Véase Martínez, Oliver, “La unión hace la fuerza. Balance de una campaña contra PxC”, La Hiedra, http://www.enlucha.org/site/?q=node/16901
2. Karvala, David, “Los fascistas no pasaron”, periódico En Lucha, diciembre/enero 2012 http://enlucha.org/site/?q=node/18008
3. “Primero, los de casa”
4. Santamaria, Antonio. 2010. “El síndrome de Vic”, Viejo Topo. 266. Marzo: pp. 23-4
5. Hernández-Carr, 2011. El largo ciclo electoral de Plataforma per Catalunya: del ámbito local a la implantación nacional (2003-2011), Institut de Ciéncies Polítiques I Socials. ddd.uab.cat/pub/worpap/2011/hdl_2072_172919/ICPS300.pdf 8
6. Rius Sant, Xavier. 2011. Xenofobia a Catalunya. Edicions de 1984. Cea D’Ancona, Maria Ángeles. 2010. “Estabilidad y cambios de las actitudes ante la inmigración. Un análisis cuantitativo” en Inmigración y crisis económica. Impactos actuales y perspectivas de futuro. Anuario de la Inmigración en España., ed. Aja, E., Arango, J., Oliver Alonso, J. (Barcelona: Edicions Bellaterra)
7. Calavita, Kitty. 2005. Immigrants at the Margins. Law, Race, and Exclusion in Southern Europe. (Cambridge: Cambridge University Press). p.137
8. Santamaría, Antonio. 2003. Inmigración, nacionalismo y racismo. El caso catalán, 2003, http://www.solidaridad.net/vernoticia.asp?noticia=410
9. Vila D’Abadal también es presidente de la Asociación de los Municipios por la Independencia.
10. Poco después del accidente, un empresario local fue detenido por contratación ilegal y otros empresarios alicantinos que contrataban ilegalmente reaccionaron despidiendo a 20.000 inmigrantes. Calavita, 2005, Ibid.)
11. Algo que descubrí en las entrevistas que llevé a cabo como parte de mi investigación académica actual.
12. Hay muchos ejemplos buenos citados en Santamaría, Antonio. 2011: Els Orígens de Convergència Democràtica de Catalunya. La reconstrucció del catalanisme conservador (1939-1980) (Barcelona: El Viejo Topo.)
13. Santamaría, 2011. Ibid: p.202

Anuncios
Esta entrada fue publicada en #5 Ene/Abr 2013 y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Catalunya: fascismo, racismo y nacionalismos liberales

  1. Pingback: Catalunya: fascismo, racismo y nacionalismos liberales* | Crónica Popular

  2. gh dijo:

    La CUP es un partido nacionalista excluyente que busca y promueve una sociedad en el que no caben los que no pasan por la rueda de molino de su nacionalismo pancatalanista. Ya está bien de taparle las vergüenzas a ese tipo de nacionalismo solamente porque se declaran de izquierdas. Los catalanes que no comulgan con el mito creado por el nacionalismo son excluidos en Cataluña. Os recomiendo dos lecturas muy interesantes sobre el asunto:
    Contra Cromagnon: Nacionalismo, Ciudadanía y Democracia.
    La trama estéril. Izquierda y nacionalismo.
    La izquierda no puede seguir poniéndose de perfil ante estos nacionalismos, es totalmente contradictorio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s